¡Hola, Acuario!

Tu horóscopo de hoy
22 de Octubre

Regístrate para recibirlo gratuitamente
todos los días

acuario
20/01 – 18/02

El sonido del mar

Nada más tranquilizador que sentir el sonido del mar en calma, con sus olas pequeñas acariciando la orilla. Pero nada más angustiante que una tormenta brava, de vientos huracanados que azotan las costas, destruyendo a su paso. ¿Cuántas veces has presenciado estos dos espectáculos tan distintos? Si has tenido la suerte de estar a la orilla del mar, los habrás visto alternándose. A veces la calma, a veces la tormenta. De eso hablaremos hoy.

Recibe tu horóscopo diariamente

Salud

Somos seres de cambio, como las mareas que van y vienen. Suben y bajan. Y con su movimientos determinan el transcurrir y la vida en las costas. Las personas también sentimos estos ciclos variables. En nuestro cuerpo y en nuestra mente. Hombres y mujeres nos sentimos afectados por factores externos e internos. Ciclos hormonales mayormente en las mujeres, pero los hombres no están a salvo de los vaivenes emocionales, y de las edades de la vida que nos alejan de la estabilidad. Reconocerlos y aceptarlos colabora con un transcurrir más calmo y sano. Piensa si estas en una etapa de movimientos y cambios y toma los recaudos necesarios para preservar la emoción de tu ser, para cuidar tu cuerpo y tu mente.

Familia y amistad

No siempre nuestra familia y amigos acompañan nuestras transformaciones, sobre todo cuando son cambios rápidos y transcurren, como las mareas, en el curso del día. Si sufres estas variaciones cíclicas rápidas, no temas, esto pasará y vendrán tiempos más calmos. Mientras tanto, el soporte de quienes tienes más cerca ayudará a atravesar este ciclo. Quienes han sufrido estos vaivenes serán más propensos a comprenderte, pero debes saber que como el sonido del mar, vendrá la calma y escucharas su suave arrullo. Y si al revés, estás en un momento de paz, sabrás disfrutarlo, teniendo en cuenta que hay personas cerca tuyo que pueden estar en la tormenta, escuchando el bramido de las olas. Ellas necesitan de tu mirada profundo en tiempo de comprensión.

Tu ser interior

En las tormentas no se navega, cuando el mar está bravo nos refugiamos en nuestros hogares. De la misma manera, cuando hay tormenta interior nos refugiamos en nosotros, tratamos de escuchar nuestras voces internas, aceptarlas y no luchar contra ellas. Ya vendrán tiempos de navegar cuando sople la brisa a favor. Reconoce tu clima interno y respétalo. Si hay tristeza llora por lo perdido y despídete, si hay alegría disfrútala. Y si hay enojo, localiza el destino de esa ira y apágala, entrégala a su destinatario. Haz una ceremonia simbólica en la que entierras los sentimientos nocivos, permitiendo que la luna cambie la marea y traiga a tu alma el sonido de un mar sereno.