¡Hola, Aries!

Tu horóscopo de hoy
24 de Julio

Regístrate para recibirlo gratuitamente
todos los días

aries
21/03 – 19/04

Aprender a decir no

Es mucho más difícil decir no que decir sí. ¿Lo has notado? Esto puede deberse a múltiples motivos. El primero de ellos es que el sentimiento de culpa nos invade si respondemos "no". Esto sucede cuando priorizamos las necesidades de los demás por sobre las nuestras, ya que nos sentimos egoístas o poco generosos si no accedemos. Entonces, lo que hacemos es dejar de lado nuestros planes para ayudar a otro, o acompañarlo. A largo plazo, nos quedamos con una sensación de insatisfacción, con la convicción de que nos estamos posponiendo, que no estamos tomando en consideración nuestros deseos.

Recibe tu horóscopo diariamente

Amor

En cualquier relación afectiva, ya sea estable o no, es importante que establezcas tus límites. Es conveniente hacer una lista con dos columnas: en una pon lo que es negociable y en otra lo no negociable. Básate en esa lista, sé totalmente sincero al escribirla. Tal vez para ti es negociable salir o no los días viernes con tu pareja, tal vez es negociable que viaje o no contigo, pero no es negociable que no pase contigo el día de tu cumpleaños. Sólo tú sabes cuáles son tus límites a la hora del amor. Nadie más. Los límites que establecen los demás tal vez difieran de los tuyos, cada persona es un mundo.

Salud

De repente observas tu semana y está repleta de actividades. Los lunes clases, los martes yoga, los miércoles gimnasio, los jueves reunión con amigos y así todos los días. Llegas a tu casa agotado, no tienes ganas de hacer nada y la energía nunca es suficiente. Presta atención si esto te está sucediendo. El cuerpo te hablará cuando lo estés sobrecargando con actividades, ya sea con un bajón de defensas, una gripe o un resfrío repentino. Pon límites al estrés, descansa entre 7 y 8 horas, aliméntate bien. No realices más actividades de las que tu cuerpo y mente puedan absorber, sino, lo más probable es que termines en cama.

Familia y amistad

En la casa, puede suceder que estés haciéndote cargo de todo. Estás tomando más responsabilidades de las que deberías. Recuerda, los demás también tienen que implicarse en las tareas que son en conjunto. No te hagas cargo de todo el trabajo. Esto terminará asfixiándote y la costumbre de hacer todas las actividades tú sólo harán que termines exhausto e insatisfecho. A veces los miembros de tu familia van a abusar de esa hospitalidad y eso puede volverse un hábito. Así que aprende a poner límites sanos, que te beneficien.