¡Hola, Cancer!

Tu horóscopo de hoy
31 de Mayo

Regístrate para recibirlo gratuitamente
todos los días

cancer
21/06 – 22/07

El poder de la palabra

Nuestras palabras tienen el maravilloso poder de levantar a las personas o echarlas abajo. Pueden inspirar confianza, seguridad, o desconfianza y rechazo. Es por eso que tienes que aprender a usar a tu favor las palabras, escogiéndolas sabiamente. A lo largo de tu vida, recordarás palabras y frases que te han dicho con regularidad. Estas palabras de personas cercanas han ido moldeando tu percepción del mundo que te rodea. También moldea nuestra percepción acerca de lo que podemos o no convertirnos. Da impulso a nuestros sueños o funcionan como limitante de la creatividad e imaginación que tenemos de niños. ¡Las palabras en algún punto crean nuestro mundo!

Recibe tu horóscopo diariamente

Amor

La palabra es clave en la pareja. Es la manera que tenemos de conocer los deseos del otro, sus aspiraciones, lo que piensa, lo que le gusta, lo que odia, lo que espera y lo que le molesta en la relación. Hay algunos errores básicos que debes evitar si lo que quieres es mejorar la comunicación. En primer lugar, nunca pienses que tu punto de vista es mejor o más válido que el de tu pareja. Simplemente es distinto. Ten esto en cuenta a la hora de discutir o debatir por algún desacuerdo. En segundo lugar, es un error expresarle a tu pareja todo el tiempo sus defectos y quejarte de lo que hace. Fíjate si esto no es en realidad una muestra de insatisfacción o asuntos no resueltos contigo mismo. Con frecuencia proyectamos en el otro algo que no queremos aceptar de nosotros mismos. En tercer lugar, no intentes cambiar al otro todo el tiempo. Tu pareja tiene su propia historia, sus propias motivaciones, miedos y frustraciones. No son los mismos que los tuyos. Respétalo. En cuarto lugar, deja que tu pareja se exprese, otórgale el lugar necesario para que lo haga. Escúchalo, no le interrumpas. No des por hecho lo que va a decir, ni lo que piensa.

Dinero y fortuna

Es momento de hablar en tu entorno de trabajo acerca de aquellas situaciones que te tienen incómodo. No tengas miedo de hablar, de plantear lo que te sucede, es posible que otros estén experimentando lo mismo. Anímate a compartir tus preocupaciones, tus propuestas, tus ideas.

Tu ser interior

Hay un ejercicio que te ayudará a ver lo mucho que influyen las palabras en nuestras vidas, en el humor que tenemos, en la vibra que generamos y que los demás reciben. Tienes que pararte en medio de un espacio grande. Sólo tú, tienes que relajar tu cuerpo y no tener nada en las manos. Párate derecho, relaja los hombros. Ahora vas a enunciar durante tres minutos frases que comiencen con las palabras “Me gusta”. Esto lo harás sin parar, enumerando una tras otra las cosas, personas, sucesos que te gustan. Hazlo rápido, no lo pienses demasiado. Dile a otra persona que te observe y escuche mientras lo haces. Te darás cuenta que al terminar los minutos, tu actitud habrá cambiado. De algún modo te sentirás alegre, lleno de energía, motivado. Tendrás una sonrisa, una actitud positiva. Ahora tòmate tres minutos de frases que comiencen con “Me enoja”. Di todo lo que se te venga a la cabeza. Notarás que tus manos se mueven de otra manera, que tu cara cambió, que ya no sonríes. ¿Cómo te sientes luego de los tres minutos? Por último, ahora tómate tres minutos para comenzar las frases con “Me entristece”. Hazlo rápido, también sin pensar demasiado. ¿Cómo terminaste el ejercicio? ¿Con los hombros caídos? ¿Un poco cabizbajo? Es posible que te sientas desanimado. Ahí tienes la prueba en vivo y en directo de cómo influyen las palabras y los pensamientos que cruzan tu mente en tu cuerpo y en tu día a día en general.