¡Hola, Leo!

Tu horóscopo de hoy
22 de Octubre

Regístrate para recibirlo gratuitamente
todos los días

leo
23/07 – 22/08

Aire

A veces necesitamos respirar profundo y liberar el aire muy lentamente. Como si durante ese extenso tiempo durante el cual liberamos la respiración, el mundo lograr detenerse y el tiempo se suspendiera. Pruébalo, llena tus pulmones de aire, que no quede ni un recoveco sin llenar, cierra los ojos, y libera lentamente el aire, como si fuesen gotitas que caen en cámara lenta. Verás como la calma recorre todo tu cuerpo, la sangre se oxigena, y circula aportando bienestar a cada parte de tu ser.

Recibe tu horóscopo diariamente

Amor

Es hermoso ese primer momento en que conocemos a alguien, nuestro corazón y respiración se agitan y nos transformamos en todo un cuerpo de ansiedad. El amor nos hace ser más intensos de lo que solemos ser en nuestra vida cotidiana. Las emociones están a flor de piel, las susceptibilidades también. Nuestros sentidos bien despiertos y aguardando señales para entrar en acción. Pero recuerda que no podemos vivir en un estado de intensidad constante, esto no es sano y podría asfixiar a nuestra compañía. Procura generar momentos de descanso y relajación de a dos. Y si estas solo, intenta que esto no sea un conflicto en tu vida. Simplemente respira, y lo demás, llegarå.

Salud

Dale aire a tu cuerpo, oxigénalo. Sal a correr, a andar en bici, mueve tu esqueleto para que la sangre circule y oxigene cada célula de tu cuerpo. Regálate ese momento para ti, verás cuantos beneficios te traerá. Recuerda que para limpiarse por dentro, tu organismo necesita absorber oxígeno. Regálate plantas, decora tu hogar con con estos seres vivos, que además de color, te agasajaran con oxígeno puro y limpiarán tu hogar.

Tu ser interior

Permítete ser libre. Quizás la rutina que estás llevando ya lleva el suficiente tiempo fija como para que esto te genere sensaciones extrañas y perturbadoras. Prueba cambiar una pequeña cosa de tu rutina. Quizás aquello que desayunas, la hora en la que vas a dormir. Lavarte los dientes con la mano opuesta a la que normalmente lo haces, comprarte alguna prenda que antes no hubieses usado. ¡Créeme! Un cambio tan pequeño e insignificante a primera vista puede transformar tu energía y abrir tu mente a nuevas posibilidades. Los aires nuevos nos permiten observar nuevos horizontes y ¡nos refrescan el espíritu!