¡Hola, Tauro!

Tu horóscopo de hoy
20 de Mayo

Regístrate para recibirlo gratuitamente
todos los días

tauro
20/04 – 20/05

Buena madera

La buena madera es aquella que en su uso no se deforma, no cede, no se quiebra. Aquella que al ser convertida en muebles, puertas, mesas, tirantes y vigas que sostendrán un techo, cumple con lo esperado no defraudando a quien la elige. Aquella que da satisfacción por sus características de fortaleza, textura, color, perfume y forma. ¿De qué manera la buena madera llega a serlo? ¿Cómo distinguirla? ¿De qué madera estamos hechos?

Recibe tu horóscopo diariamente

Desarrollo personal

Al revés que la madera, que no toma decisiones sobre sí misma, los seres humanos, si lo hacemos. La madera no elige el suelo en que crece, el agua que la riega, el sol que la ilumina. Tampoco el momento en que detiene su crecimiento, el modo de apartarse del bosque y sobre todo, en qué objeto se convertirá, según sus características. Pero muchas de estas decisiones tan importantes están en nuestras manos, ya que más allá de nuestra historia, conservamos la capacidad de elegir en qué nos convertimos. Asegurarnos de ser tan nobles como la “buena madera” es una tarea cotidiana, que nos acerca a la recompensa de ganar la dignidad de sentirnos seres íntegros.

Dinero y fortuna

La fortuna y el éxito no dependen del azar sino del trabajo duro y el talento. No negaremos que una dosis de oportunidad siempre favorece, pero no es la determinante en la consecución de nuestros logros. Y en este aspecto, nada mejor que el trabajo talentoso y honrado, ambas características igualmente sustanciales. La medida del éxito no es sólo medible en números, es tanto o más importante pensar en cómo obtendremos lo que deseamos. De qué manera trabajamos, cómo ganamos nuestros bienes, cómo nos relacionamos con las personas en nuestro ámbito laboral. Pensar que huella dejaremos en quienes trabajan con nosotros, nuestros colegas, nuestros socios, nuestros clientes. Ser de “buena madera” es fundamental para sentirnos tranquilos con nosotros mismos.

Familia y amistad

La buena madera es predecible, no tiene nudos ocultos que la pongan quebradiza, no aparenta una firmeza que no tiene. Es a la vez fuerte y flexible. Debe estar bien estacionada, ya que la madera verde o inmadura seguirá cambiando con el paso del tiempo y los climas, modificando su densidad. Esto arruinará a la larga el objeto realizado con ella, que sufrirá deformidades. Las maderas más confiables, de mejor calidad, son aquellas que proceden de árboles de un crecimiento muy lento, por lo que son más densas, y soportan mejor las inclemencias del tiempo que las blandas. Así funcionamos las personas también. Crecer sanos, fuertes, confiables, lleva tiempo. ¿Te has convertido en “buena madera”? Estás a tiempo, continúa tu trabajo, vuélvete fuerte y confiable para tu familia y amigos. Ten confianza en tus elecciones, aspira a ser quien deseas.